tzvi

Una gazela cerca de jerusalén.

Inicio

Mensajes

  Publicaciones

Adoración

Radio

 

Comida, de acuerdo a las Escrituras

 

Porque este mandamiento que yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos.

(Deuteronomio 30:11)

(Un mensaje similar acerca de alimentos está disponible también en audio (MP3) (Youtube) )

Primeramente debemos creer y comprender que las instrucciones alimenticias que se encuentran en las Escrituras no son una carga sino mas bien una bendición. No las llamamos ley ya que la palabra ley (Jok en Hebreo) no es muy común en el Hebreo original, la palabra Instrucciones o Enseñanzas (en Hebreo Tora) es usada comúnmente. Todos estos mandamientos han sido instruidos por nuestro buen Señor por una razón, y muchas bendiciones vienen con ellos. Por ejemplo: protección de enfermedades, protección de espíritus inmundos (porque estos se mueven a través de animales inmundos) y la bendición que viene solo por obedecer. Solo este último punto justifica el mantener las instrucciones alimenticias.

Este trabajo comenzó con una visión. El que escribe este documento vio en una visión que alguien me ofrecía un marisco para comerlo, y levanté mi mano para detenerlo y dije algo así como “no gracias”, esta visión cambió mi corazón.

Mas tarde el Señor me mostró que los espíritus inmundos se mueven y entran en nuestras vidas usando cosas inmundas, y esto incluye animales inmundos muertos. El Señor limita el movimiento de los espíritus inmundos usando Su Palabra, la Tora (5 primeros libros de la Biblia) establece las reglas para el movimiento de demonios. Es por esto que son llamados “espíritus inmundos” por que estos se mueven usando o a través de cosas inmundas. Es bueno mencionar que los demonios también pueden ocupar otros tipos de cosas para entrar en nuestra vida; por ejemplo dibujos o fotos, palabras, estatuas, simbolos y otras cosas, pero solo pueden atacar a través de las reglas establecidas en las Escrituras.

 

 

  Que criaturas podemos comer de acuerdo a las escrituras.

 

Existen muchos versículos que nos instruyen acerca de que puede ser comido, este estudio no va a mostrarlos todos sino los más representativos. Comencemos a leer lo que el Señor dice acerca de este tema.

 

De acuerdo a las Escrituras todos los vegetales comestibles son buenos para alimentarse.

Y dijo Elohim: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.

(Génesis 1:29)

 

Animales que pueden ser comidos que viven en la tierra.

Esto no es un asunto judío. El conocimiento de animales inmundos y puros no fue revelado por primera vez a los hijos de Israel en el desierto a través de Moisés y la Tora. Las Escrituras muestran que incluso Noé tenía este conocimiento antes del diluvio, tal como leemos;

De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra.

(Génesis 7:2)

¿Que animales pueden ser comidos?

Hablad a los hijos de Israel y decidles: Estos son los animales que comeréis de entre todos los animales que hay sobre la tierra. De entre los animales, todo el que tiene pezuña hendida y que rumia, éste comeréis.

(Levíticos 11:2-3)

Nada abominable comerás. Estos son los animales que podréis comer: el buey, la oveja, la cabra, el ciervo, la gacela, el corzo, la cabra montés, el íbice, el antílope y el carnero montés. Y todo animal de pezuñas, que tiene hendidura de dos uñas, y que rumiare entre los animales, ese podréis comer.

(Deuteronomio 14:3-6)

Todos los animales que están en esta categoría pueden ser comidos pero existen algunas condiciones; Estos tienen que estar;

 Sin la sangre.

Pero carne con su vida (en Hebreo Alma), que es su sangre, no comeréis.

(Genesis 9:4)

Solamente que te mantengas firme en no comer sangre; porque la sangre es la vida (alma), y no comerás la vida (alma)  juntamente con su carne. No la comerás; en tierra la derramarás como agua.

(Deuteronomio 12:23-24)

Estos necesitan no haber sido estrangulados o matados súbitamente (matados sin derramar la sangre) ni relacionados con sacrificio a ídolos.

No debemos comer animales que encontremos muertos.

Ninguna cosa mortecina comeréis; al extranjero que está en tus poblaciones la darás, y él podrá comerla; o véndela a un extranjero, porque tú eres pueblo santo a Yhuh tu Elohim …

(Deuteronomio 14:21a)

 

No cocer en la leche de su madre un cabrito.

… No cocerás el cabrito en la leche de su madre.

 (Deuteronomio 14:21b)

 

La forma de tomar la vida de un animal debe ser de acuerdo a ciertas reglas establecidas por el Señor para respetar la vida, esta es una de las razones por las cual estas instrucciones específicas para matar animales fueron dadas. Existen también asuntos espirituales, por ejemplo demonios pueden queda en el cuerpo de un animal incluso si este es un animal puro al no ser matado de acuerdo a los mandamientos, la carne no puede ser comida.

 

Animales que pueden ser comidos de los que viven en las aguas.

Esto comeréis de todos los animales que viven en las aguas: todos los que tienen aletas y escamas en las aguas del mar, y en los ríos, estos comeréis.

(Levítico 11:9)

 

Aves que pueden ser comidas y sus huevos

Todo pájaro (ציפור) puro podréis comer.
(Deuteronomio 14:11)

Toda ave (עוף) pura podréis comer.
(Deuteronomio 14:20)

Los pájaros y aves puras son los que no comen ninguna comida inmunda, como gusanos, serpientes o animales muertos. Si la ave no es pura, sus huevos también son inmundos y no se pueden comer. Por ejemplo, la gallina come gusanos, y por eso de acuerdo a la Tora es inmunda, y no se puede comerla ni a sus huevos. Para saber cual ave es pura, solo hay que conocer su dieta. Como ejemplos a aves puras, en Israel tenemos un tipo de paloma que se llama Tsotselet (צוצלת) que come semillas y por lo tanto es pura. Además el “tor” (tortola) come solo semillas. Estas dos aves fueron ocupadas como sacrificio en el templo y se pueden comer porque son puras. Además, muchos de los gansos son puros y se pueden comer y también de los patos existen puros.

 

Insectos voladores que pueden ser comidos.

 

Pero esto comeréis de todo insecto alado que anda sobre cuatro patas, que tuviere piernas además de sus patas para saltar con ellas sobre la tierra; estos comeréis de ellos: la langosta según su especie, el langostín según su especie, el argol según su especie, y el hagab según su especie.

(Levítico 11:21-22 LITV)

 

 

Lo que no puede ser comido.

Elohim protege a los hijos de Israel de espíritus inmundos (demonios) a través de Sus mandamientos, Él da instrucciones para mantener toda inmundicia fuera del campamento. El Tabernáculo está en el medio del campamento. Hoy día, si somos nacidos de nuevo del agua y del Espíritu (Juan 3:5), nosotros somos los tabernáculos del Elohim Viviente, y las reglas para el campamento y el Tabernáculo en el desierto se aplican a nosotros hoy.

Espiritualmente hablando todos los componentes del Tabernáculo y el campamento pueden ser encontrados en nosotros; Un lugar Santísimo, una Menora (candelabro con 7 brazos), un Altar, el Arca, un altar para el Incienso etc. Por ejemplo en la parábola de las diez vírgenes YESHUA habla en el lenguaje Arameo acerca de las “menoras” que dan luz, ya que ciertamente tenemos una dentro de nosotros, no cualquier lámpara.

El Tabernáculo en el desierto podía ser contaminado si inmundicias o ídolos eran introducidos dentro del él. Las mismas reglas se aplican a nosotros, podemos ser contaminados si introducimos inmundicias a nuestras vidas. Nuestros hogares son como el acampamiento de los hijos de Israel en el desierto, estos necesitan ser santos y puros. Nuestros cuerpos son como el Tabernáculo del Elohim Viviente en el desierto, las defensas son hechas de frágiles pieles pero la Gloria de Elohim está dentro.

Somos ordenados de no introducir inmundicias al tabernáculo  para no profanarlo.

 

Animales que no pueden comerse de los animales que viven en la tierra.

Pero de los que rumian o que tienen pezuña, no comeréis éstos: el camello, porque rumia pero no tiene pezuña hendida, lo tendréis por inmundo. También el conejo, porque rumia, pero no tiene pezuña, lo tendréis por inmundo. Asimismo la liebre, porque rumia, pero no tiene pezuña, la tendréis por inmunda. También el cerdo, porque tiene pezuñas, y es de pezuñas hendidas, pero no rumia, lo tendréis por inmundo. De la carne de ellos no comeréis, ni tocaréis su cuerpo muerto; los tendréis por inmundos.

 (Levítico 11:4-8)

Todo animal de pezuña, pero que no tiene pezuña hendida, ni rumia, tendréis por inmundo; y cualquiera que los tocare será inmundo. Y de todos los animales que andan en cuatro patas, tendréis por inmundo a cualquiera que ande sobre sus garras; y todo el que tocare sus cadáveres será inmundo hasta la noche.

(Levítico 11:26-27)

Pero estos no comeréis, entre los que rumian o entre los que tienen pezuña hendida: camello, liebre y conejo; porque rumian, mas no tienen pezuña hendida, serán inmundos; ni cerdo, porque tiene pezuña hendida, mas no rumia; os será inmundo. De la carne de éstos no comeréis, ni tocaréis sus cuerpos muertos.

 (Deuteronomio 14:7-8)

Y de las aves, éstas tendréis en abominación; no se comerán, serán abominación: el águila, el quebrantahuesos, el azor, el gallinazo, el milano según su especie; todo cuervo según su especie; el avestruz, la lechuza, la gaviota, el gavilán según su especie; el búho, el somormujo, el ibis, el calamón, el pelícano, el buitre, la cigüeña, la garza según su especie, la abubilla y el murciélago.

 (Levítico 11:13-19)

De los seres vivientes que están en las aguas lo que no se puede comer.

Pero todos los que no tienen aletas ni escamas en el mar y en los ríos, así de todo lo que se mueve como de toda cosa viviente que está en las aguas, los tendréis en abominación.

(Levítico 11:10)

De los insectos, los que no se puede comer.

Todo insecto alado que anduviere sobre cuatro patas, tendréis en abominación.

(Levítico 11:20)

Además, todos los insectos que comen inmundicias (como carne, excrementos etc.) son inmundos. Por ejemplo las abejas son inmundas, porque comen excrementos de otros insectos y algunas comen carne, y por lo tanto la miel que producen es inmunda y no se puede comer.

 Los cuerpos muertos de los animales que no son alimentos son inmundos al morir el animal, después de que no hay ya más vida en el cuerpo o en un pedazo del cuerpo, estos son inmundos y pueden transmitir inmundicia a aquellos que los tocan incluso a través de algunas cosas que los hayan tocado. Esto incluye también cuerpos de personas o parte de ellos (con la excepción de aquellas personas nacidas de nuevo del agua y del Espíritu que están sanas y practican purificación y liberación).

Los animales, insectos inmundos transmiten inmundicias al ser tocados aunque no en la misma medida que cuando ya están muertos (Lev 11:26). No es un pecado tocar animales inmundos o tocar un cuerpo muerto o parte de este, a veces es incluso necesario, por ejemplo para enterrar a alguien. Pero después de esto es necesario el purificarse. En el tiempo del Templo era necesario hacerlo utilizando un agua especial llamada Agua de Purificación para el caso de inmundicia de alma de hombre, también se utilizaba agua combinada con sacrificios para algunas purificaciones. La preparación de estas aguas para purificar demandaba sacrificios en algunos de los casos. Hoy en día para aquellos en el Nuevo Pacto con Elohim (Elohim) purificación y limpieza puede ser realizada por proclamación en el Nombre de YESHUA, porque el cumplió las instrucciones para todos los sacrificios, la utilización de agua para la proclamación hace la purificación más efectiva. Por ejemplo se toma agua y pone el sacrifico de YESHUA en ella y luego se lava y se proclama puro al mismo tiempo que se le ordena a la inmundicia irse.

Espíritus inmundos pueden pegarse a nosotros mediante el tocar inmundicias (y por su puesto al comerlas) este es el verdadero asunto, el Señor protege a los hijos de Israel con Sus mandamientos. Esa es el verdadero por qué del mandamiento. Hoy para aquellos en el Nuevo Pacto, aunque los demonios pueden ser expulsados en el Nombre de YESHUA, todas las reglas de purificación todavía son aplicables, necesitamos solo de ojos espirituales para verlas junto al sacrificio maravilloso de YESHUA y aplicarlas.

Leamos más instrucciones acerca de esto;

Estos tendréis por inmundos de entre los animales que se mueven, y cualquiera que los tocare cuando estuvieren muertos será inmundo hasta la noche. Y todo aquello sobre que cayere algo de ellos después de muertos, será inmundo; sea cosa de madera, vestido, piel, saco, sea cualquier instrumento con que se trabaja, será metido en agua, y quedará inmundo hasta la noche; entonces quedará limpio. Toda vasija de barro dentro de la cual cayere alguno de ellos será inmunda, así como todo lo que estuviere en ella, y quebraréis la vasija. Todo alimento que se come, sobre el cual cayere el agua de tales vasijas, será inmundo; y toda bebida que hubiere en esas vasijas será inmunda. Todo aquello sobre que cayere algo del cadáver de ellos será inmundo; el horno u hornillos se derribarán; son inmundos, y por inmundos los tendréis. Con todo, la fuente y la cisterna donde se recogen aguas serán limpias; mas lo que hubiere tocado en los cadáveres será inmundo. Y si cayere algo de los cadáveres sobre alguna semilla que se haya de sembrar, será limpia. Mas si se hubiere puesto agua en la semilla, y cayere algo de los cadáveres sobre ella, la tendréis por inmunda. Y si algún animal que tuviereis para comer muriere, el que tocare su cadáver será inmundo hasta la noche. Y el que comiere del cuerpo muerto, lavará sus vestidos y será inmundo hasta la noche; asimismo el que sacare el cuerpo muerto, lavará sus vestidos y será inmundo hasta la noche. Y todo reptil que se arrastra sobre la tierra es abominación; no se comerá. Todo lo que anda sobre el pecho, y todo lo que anda sobre cuatro o más patas, de todo animal que se arrastra sobre la tierra, no lo comeréis, porque es abominación. No hagáis abominables vuestras personas con ningún animal que se arrastra, ni os contaminéis con ellos, ni seáis inmundos por ellos.

(Levítico 11:31-43)

Es bueno mencionar que en todas las Escrituras la definición de “santo” que Elohim hace es encontrada en la Tora. El Señor siempre ha definido santidad mediante el mantener Sus Mandamientos, tal como leemos.

 

Porque yo soy Yhuh vuestro Elohim; vosotros por tanto os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy santo; así que no contaminéis vuestras personas con ningún animal que se arrastre sobre la tierra. Porque yo soy Yhuh, que os hago subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Elohim: seréis, pues, santos, porque yo soy santo.

 (Levítico 11:44-45)

La forma en cómo debemos de mantener los mandamientos es mediante el liderazgo del Ruaj HaKodesh/Espíritu Santo, sin la dirección del Espíritu los mandamientos no pueden ser mantenidos. El someterse al Ruaj HaKodesh requiere más esfuerzo que el someterse a reglas, la sumisión a nuestro Señor debe ser hecha en oración, verbalmente y de antemano, solo después de esto el Señor YESHUA vendrá a enseñarnos a través del Ruaj HaKodesh como mantener Sus mandamientos. Seguido comentemos errores, pero tenemos toda la gracia para obedecer pero no para desobedecer, porque Él es un Maestro Amoroso y Paciente.

La Instrucciones (la Tora) es el Señor y el Señor es Amor. Es necesario comprender esto para poder obedecerlo en una forma que le agrade a Él, es posible obedecer mandamientos en una forma que no le complazca! Debemos de poner atención a esto. Si dejamos de ser misericordiosos para poder mantener uno de Sus mandamientos, nos alejamos de el mantenerlos, ya que no estaríamos amando a nuestro prójimo como a nosotros mismos y eso es uno de los mandamientos más  importantes. YESHUA fue muy claro acerca de esto, de que es posible y necesario romper un mandamiento para poder amar.

YESHUA nos reveló acerca de lo que ingerimos, Él nos mostró que lo que contamina al hombre no viene de lo que ingerimos sino de lo que sale del corazón, después de comer las inmundicias, eso es lo que realmente contamina al hombre. Los espíritus inmundos producen que de nuestro corazón salgan cosas malas tales como el odio, la envidia, la tristeza, la depresión, la falta de fe, los adulterios y mucho más. Si un espíritu inmundo entra en nosotros no nos contamina por ejemplo si un espíritu de homicidio entra a través de carne inmunda no significa que hemos sido contaminados. Seremos contaminados al momento que el homicidio salga de nuestro corazón, este es el objetivo que tienen las inmundicias hacernos pecar y lo logran hacer fácilmente cuando entran a nuestro templo.

Los mandamientos de la Tora acerca de puro e inmundo nos protegen de esta contaminación mediante el evitar que los demonios lleguen a nuestros corazones.

YESHUA explica en los siguientes versos la Tora en una forma muy detallada y profunda.

Y llamando a sí a toda la multitud, les dijo: Oídme todos, y entended: Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre. Si alguno tiene oídos para oír, oiga.

(Marcos 7:14-16)

Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.

 (Marcos 7:20-23)

 

El último punto que deseo mencionar es la visión de Pedro en Hechos 10:10-16 donde él vio muchos tipos de animales. La interpretación de esta visión fue dada solo a Pedro y está en el versículo 28, donde él dice “pero a mí me ha mostrado Elohim que a ningún hombre llame común o inmundo” Esta visión no es acerca de comida, es acerca de los gentiles!

 

***

Gracia Señor por tus mandamientos.

 

En el Amor de YESHUA.

 

Gloria al Rey de Gloria, YESHUA Hamashiaj.

 

 

Inicio

Mensajes

  Publicaciones

Adoración

Radio

 

  Nota: A menos que se indique lo contrario los versos de la Biblia en "azul claro" son tomados de la traducción llamada Reina de Valera 1960 o 1909, las traducciones literales están en  "azul oscuro". El Nombre YESHUA ha sido mantenido en su forma original Hebrea, La palabra Griega “Christos” ha sido mantenida como Mesías su real significado.

(*)  La expresión Jehová ha sido también mantenida en su forma original de cuatro letras Hebreas, esto es en Castellano Yhuh, donde el sonido “U” es la transliteración de la letra Hebrea “Vav”, que YESHUA en Su inmensa misericordia nos ha revelado era la forma antigua de pronunciar.

Este sitio es “copyright-free”. Usted puede bajar, copiar, imprimir y distribuir gratuitamente mientras no se utilice para fines de lucro ni para atacar, ofender o blasfemar o ridiculizar.